Insert coin! Experiencias interactivas de pago dentro del museo


Mucha gente se queja del precio abusivo de algunos museos; otros afirman, incluso, que la cultura tendría que ser gratuita y que, por tanto, los museos no deberían cobrar entrada a sus visitantes. No es de esto de lo que quiero hablar, aunque diré que, en mi opinión, la virtud está en el punto medio: gratuidad cuando es viable y tarifa razonable con días y franjas horarias de acceso libre cuando no lo es. También diré que, generalmente, el precio de la entrada no suele ser directamente proporcional a la calidad del museo y que en muchos casos este dinero está más dedicado a mantener una infraestructura inútil o un continente ostentoso que a las propias actividades y colecciones del centro. Esto es lo primero que pensé al entrar en el Museo de las Ciencias Príncipe Felipe, del que ya hablé hace algunas semanas.

Los 7,85 € de la entrada -6,10 € gracias a mi radiante juventud- me parecieron desproporcionados, y más porque estos 7,85 € representan un acceso parcial, ya que no incluyen ni la visita a todas las exposiciones temporales, ni la participación en los talleres “La ciencia a escena” –muy divertidos, por cierto, y que ya había disfrutado en otra ocasión-, ni, como pude comprobar con gran asombro, la experiencia completa de la colección permanente. Y es que, señoras y señores, si pensaban que lo peor que podía pasarles era tener que vaciar la hucha en la taquilla del museo les invito a un nuevo estadio de la monetización de los museos: los módulos interactivos de pago.

En la línea de lo que algunos museos desarrollan en sus áreas paraexpositivas a modo de prolongación por goteo del espacio de la tienda -tipo “mete un centavo por la ranura y, previo pago, la máquina le grabará la efigie de un dinosaurio”- el Museo de las Ciencias Príncipe Felipe ha ido más allá introduciendo el insert coin en su exposición permanente. En la foto podéis ver cómo uno de los manipulables retaba al visitante a experimentar el desacuerdo de sus sentidos –desafiando la asimilación de colores con sabores– previo pago de 10 céntimos por bola de chicle consumida. Con tres sabores presentados, el coste de la experiencia ascendía a 30 céntimos por cabeza. Sin dinero de por medio el manipulable resultaba completamente inútil. Por si alguno piensa que 30 céntimos es una cantidad ínfima y coherente con el precio de mercado de las mismas bolas de chicle en el mundo exterior diré que el problema no
se encuentra en la cantidad, sino en la propia osadía del museo a la hora de mercantilizar el componente experiencial -supuestamente libre y para todos los públicos- de su colección permanente.

Muchos pensarán “estamos en España, si dejas una máquina de chicles al descubierto se los pulen en una hora”. Cierto, pero también lo es que es responsabilidad del museo ajustar medios y contenidos y acertar con las estrategias adecuadas para vehicular cada concepto. No sé, si no confías en el éxito de la experiencia chicle podrías sustituir sabores por olores –en el museo hay muchos manipulables que apelan al sentido del olfato-. O ten cierta confianza en la gente y supervisa de vez en cuando para comprobar que el módulo interactivo no se ha convertido en un dispensador de chicles sin control. O coloca el manipulable cerca del punto de información para que el personal pueda “vigilar” los chicles sin necesidad de hacer ningún esfuerzo extra. O, voy mucho más lejos, simplemente deja que la gente actúe libremente, pon un cartelito pidiendo moderación y regala esos chicles a tus visitantes, que ya han hecho un esfuerzo económico para entrar en el museo.

Y dicho todo esto sobra mencionar que, por supuesto, no se me ocurrió pagar por los chicles. Faltaría más.

¿Qué os parece? ¿Habéis visto algo similar en otros museos?

Anuncios

5 Respuestas a “Insert coin! Experiencias interactivas de pago dentro del museo

  1. Me recuerda a la política de precios de Ryanair, que te vende el billete de avión por partes dependiendo de si quieres o no facturar equipaje, etc. Yo creo que está bien permitir al visitante pagar únicamente por lo que quiere ver, en lugar de desembolsar una cantidad de dinero mayor por tener derecho a visitar exposiciones que no le dará tiempo a ver (sobre todo en museos grandes). Eso sí, lo que es una desvergüenza es que te cobren el precio completo y solo te dejen acceder a una parte del contenido.

    Y lo de los chicles es un nonsense :/

    • Estoy de acuerdo con la idea de pagar por lo que quieres ver, y más teniendo en cuenta las tarifas de los museos que suelen optar por esta medida. Sin embargo, como tú bien sabes porque lo viste conmigo, lo de visitar una colección permanente -por llamarlo de alguna manera- a golpe de moneditas es indignante. El principal problema, más allá de que te hagan pagar por experimentar, es que demuestra una creatividad bastante limitada, es decir, si lo mejor que se te ocurre para mantener la instalación es hacerla de pago es que has dedicado poco tiempo a su diseño.

  2. Me parece fatal que después de desembolsar una pasta por la entrada del museo, te hagan pagar de nuevo para poder vivir una experiencia…. me recuerda un poco a lo de las fotos… no te dejan hacer fotos dentro, pero de repente, hay una fantástica escenografía donde ellos te ofrecen hacerte una foto (a lo parque de atracciones) para que después la compres… cosa que yo veo una perdida de tiempo y de dinero, ya que casi nadie compra estos servicios/productos.

    De nuevo, muy interesante todas tus reflexiones… ya veo que tienes entre ceja y ceja el Museo Principe Felipe ;) yo hace mil que no voy… me tengo que acercar a ver la exposición de Indiana Jones… a veremos que tal esta…

    • :D

      Reconozco que, desde la primera vez que fui cuando estudiaba COU y acababa de abrir, es un museo que siempre me ha indignado. Sin embargo, tenía muchas ganas de volver a visitarlo para cambiar de opinión y al hacerlo, lejos de desaparecer, toda mi desconfianza se confirmó. ¡Hay tantas cosas criticables que podría escribir posts sin fin sobre mil detalles!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s